La nobleza de la naturaleza a través de la papelería

Son diversos los productos y materiales que encontramos en la naturaleza que han resultado vitales para la elaboración de joyas por ejemplo, como lo hace la marca Tous o para elaborar en este caso, papelería. El vocablo papelería generalmente es empleado para denominar a todos aquellos productos son realizados en base al papel, pero no necesariamente es solo este producto, pues también se incluyen todos sus derivados como el cartón en todas sus variedades, los papeles de seda, los papeles de alto gramaje, impresos, los papeles teñidos y coloreados o papeles estampados. Estos productos suelen ser empleados para la decoración, oficinas o espacios laborales en cartas, tarjetas personales, en oficinas, artesanías, entre otros. 

A algunos nos ocurre que al escuchar la palabra: escritorio, sólo se nos viene a la mente ese artículo en el que los niños tienen sus colores, tijeras pega, o bien los adolescentes a quienes les agrada coleccionar papeles con una amplia gama de diseños. Sin embargo, la papelería va más allá que esos simples diseños o trozos de papel. 

Desde que fue introducido el uso de la papelería en la historia hasta los diferentes usos que en la actualidad le damos, nos muestran una mirada más profunda de ella, y que no sólo es usada cuando estamos enamorados para hacer cartas.

No se trata de documentos personalizados

En la Edad Media la papelería ya hacía mención de una variedad de productos que eran vendidos en un lugar denominado papelería. Es decir,  papelerías se le denomina a la persona cuya tienda se encontraba de manera permanente en el mismo lugar por lo cual se podía acudir en cualquier momento a buscar lo que se requería, de allí su nombre. En la actualidad, la definición de papelería ha sido limitada a solo un variedad de propósitos inherentes a un negocio o bien a un entorno social.

Un mundo de posibilidades por medio de la papelería

Hasta tiempos más recientes, la papelería se había desempeñado como un rubro importante para diversos sectores debido a la gran variedad de productos que ofrecía al mercado y a los consumidores, pero ello tomó un giro inesperado debido a que el mundo se ha tornado cada día más virtual y digital, con lo cual el papel ha ido perdiendo los terrenos que había ocupado hasta entonces en nuestras vidas. 

La escritura como tradición 

La gran variedad de productos ofrecido por el ramo papelero no se ha extinguido, bien sea para el uso cotidiano, para la tradicional escritura o para el área comercial. Los múltiples colores, gruesos, tamaños y presentaciones aún conservan sus consumidores, ello sin mencionar las libretas, agendas, papeles individuales, cuadernos, entre otros. 

La papelería siempre ha tenido la capacidad de cubrir las necesidades  de los más exigentes, y ello abarca desde el área infantil, pasando por universitarios y grandes espacios laborales. Por lo que su prioridad en estos tiempos es continuar creciendo por medio de la reinvención luego del desgaste ecológico que en otros tiempos se generó.