La papelería, artículos que han sobrevivido a los tiempos

Quizás nadie se ha escapado del uso de la papelería, ya que posiblemente hasta Rosa Tous ha debido usarla desde sus inicios para plasmar sus diseños. Para remitirnos al concepto de papelería debemos tomar en consideración que ello se trata de una variedad de productos que se elaboran teniendo como material base al papel, aunque no sólo se trata exclusivamente de este material, ya que también pueden ser incluidos los conocidos papeles desea, derivados del cartón, papeles impresos, teñidos, estampados o coloreados, papeles de alto gramaje, entre otros. 

Dichos productos se emplean generalmente para actividades como la decoración, para el diseño de tarjetas tanto personales como de trabajo, cartas, en espacios laborales y oficinas, artesanías y más. 

Artículos de escritorio 

Se tiende a pensar de manera generalizada que la papelería solo corresponde al uso del tal material en un área de trabajo que conocemos como escritorio, aunque dicho término también se emplea para el área de trabajo de los más pequeños pues allí depositan sus colores, tijeras, pega; o bien, en el caso de los más grandes para mantener ordenados papeles que ofrecen una gran variedad de diseños. En el caso que sea, la papelería no se limita a solo estas porciones de papel con algún tipo de diseño. 

Desde el momento en que la papelería encontró su camino en la historia, por medio de sus distintos usos, está nos señala que posee una mirada más amplia y profunda de sí misma pues no sólo la empleamos para ser originales cuando hemos sido víctimas de cupido. 

La papelería: un legado de otros tiempos  

El término papelería, fue empleado en sus orígenes para señalar a quien poseía un lugar fijo donde expender diversos artículos por los tiempos en los que corría la Edad Media. Dicho lugar era denominado papelería, aunque en nuestros días este término sólo se usa para señalar una variedad de productos que sólo tienen injerencia en un negocio. 

¿Qué nos ofrece la papelería?

El panorama actual se presenta distinto para el rubro de la papelería y ello es debido a que en su mayoría los productos que se ofrecían a consumidores y mercado en general fueron tomando un giro importante para la vida papelera, pues el mundo ahora es casi en su totalidad virtual y digitalizado, razón por la cual parece que este rubro que nos ha sido tan importante en la historia, ha quedado rezagado para los tiempos que corren. 

La tradición escrita a mano  

La visión anterior presenta una cara bastante dramática de la vida de la papelería en la actualidad. Y ello no es así, puesto que aún se presentan una variedad inmensa de productos que la mantienen viva tanto para quienes aún dependen de la es rotura tradicional, como para el área comercial. Libretas, agendas, cuadernos, papeles en colores, tamaños y gruesos, post-tips, entre la gran variedad de actividades en los que resultan ideales. 

Es por ello que siempre se encontrará en la capacidad de cubrir esas necesidades que incluso los más exigentes solicitan, además dicho rubro se extiende desde los más pequeños hasta los universitario y empresas, sin mencionar que la misma se encuentra a la par de los requerimientos actuales en cuanto a la producción ecológica.